martes, 7 de diciembre de 2010

¿Por qué un protagonista extranjero? (comentarios al capítulo IV)

¿Por qué Adrian Wolff y no Francisco de Salamanca? ¿Si la acción tiene lugar en España y los implicados son españoles, tiene sentido un protagonista alemán?

La literatura está llena de ejemplos como este, desde el "Vuelva usted mañana" de Larra, hasta "El americano impasible" de Graham Greene o las "Crónicas marcianas", de Bradbury, donde probablemente lo único que tienen en común es la presencia de un protagonista foráneo.

Esto permite al lector "ver" las costumbres, cultura, oriundos y escenarios de una forma más sorprendente a como lo haría si el personaje fuera del lugar, caso en el que nada le extrañaría y ni se molestaría en meditar sobre su entorno o quienes le rodean. Esta perspectiva ajena puede ser muy enriquecedora, y recomiendo aplicarla siempre que uno sale de paseo por su propia ciudad. Digo esto porque es muy probable que cuando se visita otro país se piense "esto no lo tenemos en España"; nada mejor que ponerse esos mismos ojos cuando se recorren las calles de siempre y compararlas con las de fuera.

Cerrado este paréntesis, el protagonista extranjero sirve, además, para generar un misterio adicional a la trama en sí, puesto que los lugareños no le conocen. El resultado es que mientras uno intenta averigüar qué motor empuja la historia, los otros intentan saber quién es el visitante. Esto favorece mucho el diálogo y vuelve el relato muy dinámico.

Si además la sociedad en la que entra el protagonista es muy hermética, los conflictos surgen con enorme naturalidad. La novela se transforma en una carrera de obstáculos donde aquél no sólo lucha contra el responsable del hecho que investiga, sino también contra buena parte de sus anfitriones, molestos por su intrusión.

2 comentarios:

  1. Por fiiiin! Cómo ha costado publicar un comentario, je je. En fin, aunque sea con retraso, quería felicitarte por esta iniciativa y desearte mucha suerte. Espero que tu nuevo camino "bloguero" esté lleno de creatividad y fortuna. Un abrazo desde Barcelona! Ángeles

    ResponderEliminar
  2. Se agradece el apoyo, Ángeles. Es un proyecto que me hace mucha ilusión y que puede explotar lo mejor de Internet: su conectividad, su hipertextualidad y su globalidad.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar