martes, 19 de abril de 2011

"La paja en el ojo de Dios" se ha hecho viga

Ya he comentando alguna vez que tengo la necesidad de leer clásicos antes de acometer novedades, y claro, así me va, siempre con retraso. Muchas veces se trata de un retraso literal y no metafórico, porque si los clásicos reciben este apelativo es porque, independientemente del año en que se leen, parecen actuales. Esta vez no ha sido así.


"La paja en el ojo de Dios" es una larga novela de ciencia-ficción escrita por Larry Niven y Jerry Pournelle, publicada por primera vez en 1974. En ella se narra el encuentro entre la raza humana y una raza alienígena, en el universo del año 3017, cuando el ser humano ha logrado viajar por el espacio de manera casi instantánea y ha colonizado buen número de planetas, gobernados por un suerte de Imperio feudal que mantiene guerras esporádicas para sofocar eventuales rebeliones.

Larry Niven, autor de la premiada saga de Mundo Anillo, es conocido por sus conocimientos científicos y la aplicación de los mismos a las novelas, por lo que está reconocido como uno de los mejores escritores del denominado subgénero de ciencia-ficción dura, opuesto al de ciencia-ficción blanda (y al de space opera), donde la ciencia no tiene una base real, sino que es pura imaginación o no es parte importante de la historia. Es decir, en "La Guerra de las Galaxias" no se explica lo que es el "hiperespacio", sencillamente existe y permite viajar de un punto del universo a otro de manera rápida y fácil. Si fuera una obra hard de Larry Niven nos explicaría los fundamentos científicos que avalan la existencia de esa dimensión, y también qué maquinas y qué cálculos serían necesarios para atravesarla con éxito.

En ese sentido, las novelas de Niven pueden resultar bastante densas para un lector con escasas nociones científicas (incluso para uno que tenga unas cuantas), pero gustará a todos aquellos aficionados a la astrofísica, que verán hasta dónde pueden llevarse los conocimientos actuales sobre agujeros de gusano, horizontes de eventos y fuerzas gravitatorias, siempre integrándolos en la historia hasta convertirlos en un personaje más. "La paja en el ojo de Dios" no es una excepción y, de hecho, creo que resulta bastante asequible para casi cualquier lector.

Sin embargo, la novela ha envejecido, y eso en una novela de ciencia-ficción siempre es para mal. Y no es en el aspecto científico, ni en la trama (los encuentros con extraterrestres nunca envejecen, por eso son clásicos), sino en el trasfondo histórico interno. Que un imperio más o menos intergaláctico colonice planetas y posteriormente luche contra las colonias que se rebelan ya suena a novela histórica. Quizá en 1974 la contraposición tecnología-feudalismo fuera una novedad, pero hoy día resulta anticuada. Jóvenes aristócratas capitaneando naves espaciales de guerra, almirantes rusos tradicionales desconfiando de las intenciones de unos aparentemente inofensivos alienígenas, bellas nobles antropólogas tratando de imponer la razón en un mundo de hombres... Según lo cuento veo el polvo desprendiéndose de las letras. Aunque tiene su encanto, la verdad. Resulta ingenuo, hasta cándido, pero hay que hacer un esfuerzo por seguir leyendo tópico tras tópico (ahora, claro, seguramente en 1974 no lo eran).

Con esto no quiero decir que la novela no merezca la pena. La raza alienígena en cuestión, los pajeños, está muy bien lograda. Resulta creíble, al igual que el encuentro y la evolución del mismo, con dos momentos cumbre en el medio y al final, divertido el primero (aunque no creo que fuera lo que pretendían los autores) y trágico el último.

Es un libro que recomiendo a los amantes de la ciencia-ficción con interés en la evolución de este subgénero, pero que desaconsejo a todos los demás, porque no creo que lleguen a terminarlo, y no es precisamente barato. Por cierto, si lo compras que no sea la edición de Planeta de 2010 (aunque pone "Clásicos Minotauro"), porque tiene unas cuantas erratas.

Trama: ***
Emotividad: *
Lenguaje: **

No hay comentarios:

Publicar un comentario