martes, 3 de mayo de 2011

"Thor", una peli muy maja

Vaya por delante que no me gusta este personaje de Marvel, aunque me gusten los cómics. Es demasiado poderoso, demasiado arrogante, demasiado ajeno. Ni en los tebeos ni en la literatura ni en el celuloide me han gustado los personajes pluscuamperfectos sin errores ni debilidades. Ya he comentado que en toda creación, el otro gran atractivo aparte de la historia es el protagonista, sus propios conflictos y flaquezas, necesarios para que nos identifiquemos con él.

El Thor de Marvel, un alienígena reverenciado como un dios por las antiguas tribus germánicas, es esa clase de protagonista. Tanto es así que el bueno de Stan Lee supo, allá por 1962, que Thor necesitaría una suerte de álter ego mucho más humano para resultar atractivo, así que inventó que cuando Thor estuviera apartado de su martillo mágico Mjölnir más de un minuto se transformaría en un ser humano, el doctor Donald Blake, bastante más frágil que el "dios nórdico".


En fin, que fui al cine pensando que iba a ver una buena sesión de efectos especiales y a mi bellísima Natalie Portman, lo que no es mal plan tal y como están las cosas. Pero claro, ya se sabe lo que pasa cuando las expectativas de algo son escasas: que a poquito las superan.

"Thor" mola. Es muy entretenida, los diseños del mundo alienígena, de las vestimentas, los interiores, los artilugios y demás son muy buenos (aunque las armaduras me siguen pareciendo un poco de plasticus metalizado, nada que ver con el increíble trabajo de la armadura de "Iron Man"), la historia está bien justo en lo que más me preocupaba por ser Kenneth Branagh el director (que parece que ve a Shakespeare hasta en un partido de fútbol), y las interpretaciones son correctas, aunque tampoco es que fuera necesario ningún alarde. Chris Hemsworth es un Thor resultón, aunque me da a mí que lo vamos a ver poquito en papeles dramáticos; Anthony Hopkins está muy regio como Odín, el padre; Tom Hiddleston, actor mayormente televisivo, lo clava como Loki; Stellan Skarsgard (le habrás visto como secundario en mil películas) cumple como el científico Erik Selvig; y Natalie Portman... pues tiene la suerte de poder hacer de ella misma: jovencita guapísima que no se cree guapísima y que además es listísima. Me gusta mucho, qué le voy a hacer...

Sobre este asunto del reparto resalto que los personajes nórdicos están calcados a los del cómic, lo que es mérito del cásting, del maquillaje y del vestuario. A Thor, Odín y Loki ya los he comentado, pero es que los Tres Guerreros están igualmente perfectos. Si a este esfuerzo por mantenerse fieles al tebeo añadimos el esfuerzo por hacer la historia de los dioses creíble gracias a continuas referencias a la ciencia (efectivamente, el bueno de Arthur C. Clarke, escritor de 2001 entre otras joyas, dijo que "toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia"), el resultado es una película de tipo fantástico que puedes aceptar como creíble el tiempo que dura y que se puede disfrutar mucho.

En cuanto a la historia en sí, no es otra que la propia historia de Thor, enfrentando con su padre a causa de un carácter impulsivo, arrogante y belicoso, indigno de un rey. Aquí era donde pensé que Branagh la liaría parda con mil y una escenas sobrecargadas de diálogos y monólogos shakespearianos, con Hopkins y Hemsworth llevándose las manos a la cabeza una y otra vez, presas del desasosiego, el remordimiento y la duda. Afortunadamente, los guionistas Ashley Miller, Zack Stentz y Don Payne, apoyados por el escritor de cómics J. Michael Straczynski (si pronuncias su apellido tres veces delante del espejo te vuelves gilipollas) no han tomado esa senda y han preferido un tono bastante ligero, tirando a la guasa, sabiendo que una historia de dioses asgardianos pululando por la Tierra no puede tomarse muy en serio.

Y la clave para disfrutar esta película es precisamente esa: no tomársela en serio. Es puro espectáculo, puro cine de palomitas, que llamo yo, que proporciona dos horas de diversión muy bien hecha, sin más pretensión que la de hacer pasar un buen rato. Y a los comiqueros más acérrimos les va a encantar. A ellos recomiendo especialmente que estén atentos a la aparición de cierto arquero.

Y a todos recomiendo ver la película entera, con títulos de crédito incluidos (y desde aquí hago mi modesto llamamiento a los proyeccionistas para que no enciendan las luces de la sala hasta EL FINAL), porque como en Hulk y los Iron - Man hay sorpresita...

2 comentarios:

  1. Para los pueblos nordicos de aquella epoca,Odin era considerado como unico dios creador de Midgard,en otras palabras la tierra,eso de dioses extraterrestres es solo para decir que el unico dios de la tierra es que actualmente se conoce.

    La pelicula es simplemente chocante poniendo a odin como un dios apacible,cuando en la mitologia
    nordica era considerado el dios de la guerra,de la sabiduria y de la poesia,el incluso decidia quien(del lado que fuera)Ganaria y moriria en batalla y los guerreros mas valientes muertos en batalla eran llevados al valhalla por las
    valkirias para pelear al lado de odin en lo que
    se conoce como la batalla de ragnarok.
    Ahora eso de poner asiaticos y negros simplemente no va(y no es por ser racista)Y los amigos de thor actuando de lo mas estupido.
    Ahora con respecto a thor,en mi opinion su castigo por "desobediencia y arrogancia" por matar a unos cuantos gigantes no es lo suficiente justificable y que con dos o tres
    muestras de caballerosidad de la noche a la mañana cambia completamente y decide luchar como un heroe,es simplemente patetico.

    Cuando estos pateticos escritores nos volveran a dar otro batman caballero oscuro u otro watchmen,y no una trama vacia estupida y trillada.

    Esperaba algo parecido al comic de Thor – Age of Thunder & Thor – Reign of Blood.

    Donde toman varios temas de la mitologia nordica
    pueden checar y comparar.

    Esta es mi opinion con esto no quiero decir que no vayan a verla es solo mi opinion.

    ResponderEliminar
  2. Ojo con pensar que la película es una adaptación de la mitología nórdica porque no es así. Es una adaptación de unos personajes de Marvel inspirados en la mitología nórdica.
    Yo creo que la peli optó por un tono poco serio porque una historia de extraterrestres con poderes climáticos no hay por donde cogerla. Batman o Watchmen contienen personajes mucho más creíbles (dentro de lo posible) que Thor y compañía, por lo que creo que sus tramas pueden ser más cercanas y más serias. Sin embargo me gustó más la peli de Thor que la peli de Watchmen (en los tebeos es otro cantar).

    ResponderEliminar