viernes, 4 de noviembre de 2011

Ideas para promocionar una obra autoeditada

Pues si en muchas de mis entradas he intentado enseñar lo que sé de escribir, en esta voy a intentar lo que he aprendido sobre la tarea de promocionar lo escrito. Y lo primero que debo señalar es que es más complicado lo primero que lo segundo (al menos para mí, claro); es una putada no saber hacerlo todo, ¿pero qué gracia tendría vivir si no?

Bien, lo primero que recomiendo es estudiar tranquilamente las opciones o servicios de promoción que ofrece la "editorial" mediante la que has publicado tu obra. Por lo que he visto, la información pública que anuncian al respecto es bastante exigua. No te cortes y pregúntales, por teléfono o por email, todas las dudas que tengas, especialmente las referidas a contactos en medios, blogs y presentaciones públicas. Una vez estés convencid@ de la calidad y las posibilidades de dicho servicio, valora si te merece la pena contratarlo o no. Ya te adelanto que promocionarte tú mism@ exige mucho trabajo y acarrea bastante frustración, así que no descartes que lo hagan otros, pero asegurándote de lo que van a hacer.


En segundo lugar, préstale mucha atención a las posibilidades que ofrece Internet. No cometas el error de despreciarla; algun@s se escudan en eso para disculpar su desconocimiento y su falta de ganas para empezar a aprender. Al lío: Internet está en todas partes, así que si la aprovechas tienes acceso potencial a cualquier sitio. En primer lugar, considera la posibilidad de hacer un blog; si eres capaz de crear contenido puedes hacerlo. Crear uno es bastante fácil, porque los sitios que los apadrinan (blogspot y wordpress son los más conocidos) ponen plantillas a tu disposición para que le des el aspecto que quieras (dentro de unos límites, claro). Una vez lo hayas creado expón partes de tu obra, explica cómo la pariste, cuánto te llevó, cosas que te inspiraron... Si el contenido es bueno obtendrás visitas, que sabrán de ti y de tu obra: compradores potenciales. El problema es que es probable que acabes teniendo que promocionar tu obra y tu blog.

En segundo lugar, hazte un hueco en las redes sociales. Crea un perfil "profesional" como autor(a) o házselo directamente a tu obra, en facebook y twitter; hay que estar ahí, se siente. Cuando lo tengas, busca a amigos y familiares, conéctalos y empieza a publicar contenido, a ser posible relacionado con tu obra. Busca también grupos afines a lo que has escrito y únete a ellos para que vean tus publicaciones. Si lo que escribes gusta acabará llegando a más gente, así que no escribas tonterías (a no ser que tu obra sea cómica).

Escribe a blogs (y revistas digitales) especializados informándoles de la publicación de tu obra y añade un breve resumen de la misma, así como un par de capítulos. No hagas más porque muchos no te contestarán nunca y habrás perdido el tiempo. Eso sí, a los que te respondan envíales lo que has escrito; no temas que no les guste o te pongan a caldo, porque siempre es bueno que terceras personas te lean. En el peor de los casos aprenderás por qué no les ha gustado, y eso es muy útil. Si lo que esperas es que todo el mundo alabe tu genio dedícate a otra cosa.

Investiga las webs de editoriales; algunas permiten añadir contenido y/o comentarios. Puedes ser un pequeño escaparate para ti y/o para lo que escribes.

Y en un plano más tradicional, escribe a revistas y suplementos literarios una buena carta de presentación sobre ti y sobre lo que has escrito, pero busca llamar su atención, porque reciben decenas de correos al día de verdaderos profesionales de la promoción que saben hacer las cosas (después de todo es su trabajo) y venden a escritores y escritoras de mucho peso. Para ser sincero: o haces algo EXTRAORDINARIO o no te van a hacer ni puto caso. Pero la esperanza es lo último que se pierde.

Por último, intenta realizar algún pequeño evento en librerías, clubes o cafés, anúncialo con tiempo y coméntaselo a todos los que puedas; consigue gente, no importa si son papá, mamá, los abuelos y tus primos del pueblo. Tanto si vas a vender mucho como si vendes poco, terminar una novela es una tarea difícil que merece una pequeña fiesta, y a las fiestas van las personas queridas.

Un último consejo: cree en ti y en lo que has escrito, porque si no lo haces nadie lo hará, pero no te conviertas en un(a) jilipollas arrogante incapaz de aceptar una crítica bienintencionada. Pero claro, si resulta que al final todo el mundo acaba adorándote, ¿cómo evitarlo?

3 comentarios:

  1. Me parecen buenos consejos. La verdad es que el que escribe tiene que estar dispuesto a promocionar su obra. Para muchos va ser difícil, sobre todo porque no les gusta vender.

    Pero todos vendemos en un momento y otro de la vida. Hay que aprender a hacerlo de la manera más digna posible.

    Ademas de crear un blog una cosa que me ha dado buen resultado es crear un boletín electrónico, la idea es capturar lectores. Y mantenerse en contacto con ellos. Enviarle cuentos y lo que te esta pasando.

    Te dejo un enlace que escribí hace tiempo sobre el tema:

    http://autoresponder-1.blogspot.com/2010/08/como-conseguir-1000-seguidores.html

    Aunque crees una pequeña comunidad de 1000 personas puede ser muy interesante para promover futuros libros.

    Te dejo un libro muy bueno sobre el tema editorial:

    Marketing para escritores 


    Esta chica tiene mucha experiencia en el tema y se puede aprender mucho. Me parece un libro imprescindible para cualquier escritor serio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota de todo, muchas gracias. Yo creo que lo del promocionar y vender es jodido porque puede ser muy ingrato. Eso de que te den con la puerta en las narices...

    ResponderEliminar
  3. Otro enlace interesante para promocionar una obra autoeditada

    http://www.escritores.org/index.php/herramientas-de-promocion

    ResponderEliminar