lunes, 23 de abril de 2012

"Hellraiser", terror visceral

Retomo las entradas "normales" después de una semana frenética de publicación y promoción, y lo hago reseñando una de las grandes novelas de terror contemporáneas, Hellraiser (titulada originariamente The Hellbound Heart) de Clive Barker. He leído la segunda edición de La Factoría de Ideas, de 154 páginas traducidas correctamente por Marta García Martínez, con tapa blanda y a un precio de casi 14 euros. Aceptable.

Barker publicó la novela en 1987, y los dos grandes fallos que le he encontrado (si es que pueden considerarse así) son que no ha envejecido demasiado bien y que la peli que él mismo adaptó y dirigió, Hellraiser, es tan fiel a la obra literaria que si has visto aquella te puedes ahorrar esta última. Lo que quiero decir es que yo he tenido la sensación de haber leído la novela dos veces, por lo que me he arrepentido un poquito de comprarla.


Sin embargo, esos fallos no son intrínsecamente de la obra. Es muy probable que los lectores más jóvenes, en la horquilla de los 18 a los 28, no la conozcan, y si les gusta el terror pasaran un "buen" rato leyéndola. Y digo leyéndola porque la prosa de Barker es magnífica, incluso lírica en varios pasajes, lo que me sorprendió muy gratamente. Tal vez no debería, porque tratándose de una historia tan literalmente visceral, es fundamental un buen dominio del lenguaje y las metáforas para conseguir que el lector sienta sensaciones fuertes con todos sus sentidos. Barker logra estimular el olfato, el gusto y el tacto con sus palabras, y doy fe de que eso no es nada fácil. Como lectores estamos acostumbrados a visualizar (más o menos) lo que nos cuenta el autor. Los buenos consiguen que oigamos a los personajes y los ambientes; los mejores nos meten dentro del mundo que nos describen, donde percibimos los estímulos que llegan a los personajes de la historia. Evidentemente, cuando lo que uno huele es sangre y otros fluidos corporales, lo que toca son venas y arterias tensas como cuerdas de violín, y lo que saborea son vísceras humanas y bilis... En fin, es una novela de terror, ¿qué va uno a encontrar si no?

Desde que empecé a leer Hellraiser deseé no haber visto la cinta, ni haber sabido nada de los cenobitas y de la imaginería sadomaso infernal que Barker hizo famosa gracias a su éxito y a sus posteriores entregas, porque entonces habría sido capaz de apreciar mucho mejor su enorme mérito imaginativo, además del narrativo. Si tú tienes la suerte de no tener ni idea de lo que estoy contando y te van las historias truculentas, adelante, ve a tu librería (tradicional o digital) o biblioteca favorita y adquiere un ejemplar de Hellraiser (o The Hellbound Heart). Ahora bien, si el simpático vendedor, vendedora o bibliotecari@ te ofrece también una pequeña caja con forma de cubo de seis caras, no lo aceptes. Hazme caso.

Trama: ***
Emotividad: ****
Lenguaje: ****



2 comentarios:

  1. Casi 14€ por una novela en tapa blanda, teniendo en cuenta las calidades del papel, me parece carísima. A mí me la dejaron, hace cosa de un mes.
    La verdad es que la película es una buena adaptación de la novela. A mí me pasó lo mismo que a ti, es como si ya la hubiese leído. Pero aún así me encantó. Me encanta como escribe Clive Barker.
    Lo único que me decepcionó del libro es que es muy "soso" en comparación con otros escritos del autor, a parte de que los cenobitas son anecdóticos en el transcurso de la historia.

    Creo que esta novela no está disponible en versión digital, por lo menos en español.

    Yo estoy terminando de leer su última novela: Demonio de libro, espero hacer una pequeña reseña en unos días.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Josep. Pues es que tal y como están los precios de los libros... En fin, no sé qué más decir que no haya dicho ya por aquí otras veces. Pero, desde luego, me apunto el libro que comentas.

    ResponderEliminar