miércoles, 8 de agosto de 2012

"Prometheus" no robó el fuego, sino mi tiempo y mi dinero

Érase una vez, hace muchos años, un novato director de cine llamado Ridley Scott filmaba una obra maestra del cine de terror y ciencia ficción llamada "Alien, el octavo pasajero". Hay que reconocer que el mérito no fue solo suyo, puesto que en la película confluyeron una serie de factores y personas que contribuyeron decisivamente al magnífico resultado. La interpretación, la música, la iluminación, el diseño y el guión se sumaron a la dirección y el montaje para crear una obra excelente que lo sigue siendo con el paso de los años. No envejece, la jodía.

Su éxito acarreó secuelas diversas, unas mejores y otras peores, pero todas diferentes a la primera que, para mí, seguía observando a las demás desde la cima. Y 33 años después de aquel octavo pasajero, el mismísimo creador, Ridley Scott, estrena "Prometheus", una especie de precuela que prometía mucho en su magnífico tráiler y que me ha parecido infinitamente peor que todas y cada una de las secuelas del problemático alienígena.


Las razones de mi disgusto son diversas, y al igual que Scott no estuvo solo en su primer y brillante "Alien", tampoco lo ha estado en su pretenciosa y vacía "Prometheus". La música de esta, destete de un compositor de cine primerizo (hasta ahora había sido supervisor y editor musical) no le llega a la partitura de Goldsmith ni a la suela de los zapatos. Las interpretaciones de todo el reparto son lamentables, y van de lo pasado de rosca de Noomi Rapace (siempre está intensa) a lo indiferente de Idris Elba (le da igual TODO). Los efectos especiales para las criaturas, tan digitales y tan modernos, son incapaces de competir con un tío flaco vestido con un traje que ponía los pelos de punta (¿alguien más se ha dado cuenta de que la gente de WETA tiene fijación con los gusanos y los calamares?). Y el guión... Creo que "Prometheus" es el ejemplo perfecto de cómo un guión malo implica una película mala; no hay dios creador que la salve: diálogos absurdos, personajes superficiales e incoherentes, actitudes y comportamientos incomprensibles, elementos de la historia que sirven para justificar cualquier cosa, situaciones inverosímiles... Los guionistas Jon Spaihts y Damon Lindelof apenas habían escrito para cine, y espero que dejen de hacerlo después de esto.

Ridley Scott no podía hacer mucho para arreglar el despropósito, y probablemente es quien menos culpa tiene, aunque se ve demasiado que ha seguido la misma estructura que para "Alien", por mucho que diga que son muy diferentes. Supongo que esos parecidos también son culpa de los guionistas, que han tratado de repetir la fórmula añadiendo una profundidad que podría haber resultado en algo bueno si no fuera por todo lo demás. Y así, al final sale uno con una sensación de déjà vu que no le cabe en el pecho, con casi dos horas menos de vida y con ocho euros faltando en la cartera. 

Lo peor de todo: que en el cine nadie pudo oír mis gritos.

6 comentarios:

  1. Supongo que es más de lo mismo. A mí particularmente me encantó Alien, el 8º pasajero, que ya considero -al menos a fuero interno- como todo un clásico. No he tenido oportunidad de ver aún Prometheus, aunque intuyo que no me pierdo nada del otro mundo -nunca mejor dicho-.
    Eso sí; creo que es una producción que, como suele suceder últimamente, está apoyada por una campaña publicitaria y promocional increíble.
    Un abrazo, Iván.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, más de lo mismo, pero 33 años después, cuando ya estamos hartos de lo mismo. Yo lo que no entiendo es que un tío como Ridley Scott acepte dirigir semejante guión. ¿Le compensa ganar pastizal (que ya lo tiene) a cambio de perder prestigio?

    ResponderEliminar
  3. Creo que alguien le convencio para hacer semejante bodrio tal vez con un plan en mente ahora estan soltando escenas que no incluyeron en la película y que tal vez la hubieron dado un poco mas de sentido. Tal vez en una segunda parte todo tenga sentido ¿Quien sabe? Tal vez se le subio a la cabeza por rodar el documental "Profetas de la ciencia ficcion" pero no habia salido tan dececpcionado de un cine desde hace mucho tiempo. saludos

    ResponderEliminar
  4. Es posible, Javier, que una secuela de la precuela aclare cosas, pero servidor no piensa ir a verla.

    ResponderEliminar
  5. Excelentes efectos y abundante bellaza visual. Una trama compleja. Pero ir al cine con un afan solo comparador, creo que es un enfoque amargo que no apoya el disfrutar el momento y disfrutar lo que hay. Criticas severas y amargas.. A mí me encantó, aun aceptando que no la comprendí del todo. Nadie produce la misma calidad durante todo su trabajo. Y en lo personal creo que hay que disfrutar el momento y lo que hay. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso es que estoy de acuerdo contigo en todo lo que comentas, pero cuando uno desciende a los detalles en que se desgrana la trama... Personajes desvaídos, reacciones absurdas, frases manidas... Todo apuntaba a una buena película, pero los continuos desaciertos me sacaban una y otra vez de la historia.
      No me cabe duda de que la sombra de "Alien" es alargada, y eso la perjudicó, porque era inevitable comparar.
      Un saludo.

      Eliminar